Medita con las olas

Olas del mar por Iporras17 (Flickr)

¿QUÉ ES LA MEDITACIÓN?

Meditar tiene diferentes significados en diferentes contextos. La meditación se ha practicado desde la antigüedad como un componente de numerosas religiones y creencias.

El término meditación  procede del latín y significa pensamiento o consideración de algo con atención y detenimiento para comprenderlo. También es una forma de conexión con Dios. Es una forma de oración.

La meditación no pertenece a ninguna religión en exclusiva pero forma parte de muchas de ellas.

Meditar es contemplar hacia adentro, observarse uno mismo a través de una gran variedad de técnicas para promover la relajación, construir la energía interna y la fuerza vital.

Es una práctica en la cual la persona entrena la mente e induce un modo o cambio de conciencia.

 

Meditando sanamos nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro alma.

La meditación es la curación del alma.

 

¿PARA QUÉ PODEMOS UTILIZAR LA MEDITACIÓN?

La meditación es una técnica que nos ayuda a lograr la paz interior y que nos permite mejorar nuestra vida, cambiar nuestra visión del mundo y la percepción de nosotros mismos.

La práctica de la meditación nos ofrece grandes beneficios entre los que destacan:

  • Favorece el funcionamiento del cuerpo y de la mente
  • Nos equilibra a nivel mental y psicológico
  • Elimina estrés y ansiedad
  • Contribuye a mejorar nuestro estado de salud
  • Desarrolla en nosotros la creatividad
  • Nos da claridad mental
  • Desarrolla las capacidades intelectuales
  • Favorece la relajación
  • Reconstruye nuestra energía
  • Activa nuestra fuerza vital (Qí, Ki, Chi, Prana)
  • Limpia energía negativa
  • No ayuda en el conocimiento de nuestras capacidades
  • Permite el desarrollo de nuestra dimensión espiritual
  • Genera un equilibrio en nuestro Cuerpo – Mente – Espíritu

Además con la práctica de la meditación aprendemos a desarrollar la paciencia, la compasión y el amor entre otros muchos atributos.

EJERCICIO DE MEDITACIÓN

Visualizar las olas del mar

Podemos alcanzar un gran estado meditativo  visualizando las olas en la playa. Si no tienes la posibilidad de estar en el mar y sentarte frente a esas olas, visualízalas en tu mente, siente su olor, escucha su acompasado ritmo.

¡Comenzamos nuestra meditación!

Cierra los ojos y visualízate sentad@ frente al mar.

Es un día cálido y agradable, visualiza ahora el calor del sol sobre tu rostro y sobre tu cuerpo. Es un calor que te llena de energía y vitalidad. Siente como cada órgano, cada célula de tu cuerpo se impregna de vida, se regenera.

Siente el suave tacto de la arena de la playa. Su textura. Su temperatura.

Visualiza como cada ola que llega a ti te limpia y elimina  todos tus miedos, siente como con cada ola desaparecen tus  pensamientos o sentimientos negativos. Siente la fuerza del agua que te limpia y arrastra hacia el mar todas tus cargas, tus miedos, tus preocupaciones. Siente como se van todos estos sentimientos hacia el mar y desaparecen. Cuando te sientas purificado, sin cargas, deja que cada ola te traiga energía y fortaleza, plenitud y amor. Siente como el sol refuerza tu energía por su calor. Llénate de esa vitalidad.

Respira varias veces profundamente y poco a poco abre los ojos con calma.

Laura González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.