Consagración

Consagrar significa “hacer sagrado” por lo tanto cuando vamos a utilizar una nueva baraja de Tarot es necesario realizar una consagración con el fin de que las entidades, seres elementales y todas las posibles fuerzas energéticas negativas no puedan intervenir en prejuicio nuestro o de nuestro consultante. Esto nos asegura una lectura de cartas de Tarot orientada en todo momento por nuestros protectores, guías y seres de luz, en contacto con las entidades protectoras de las personas que nos consultan.

Para comenzar colocaremos un tapete  y sobre él una vela blanca, un vaso de agua y un incienso.

Posteriormente colocaremos las cartas de nuestra baraja de Tarot en 3 hileras de 7 con los primeros 21 arcanos. El arcano 22 formará una cuarta hilera con una sola carta o bién podrás colocarlo a la derecha o a la izquierda de las tres hileras.

 

Es decir:

Tarot

Nos colocaremos preferentemente mirando hacia el norte y realizaremos una serie de respiraciones profundas. Inspiraremos tomando el aire con una columna de color dorado y soltaremos el aire con una columna de color violeta, (esta práctica respiratoria produce una limpieza energética a nuestro alrededor)

Durante la concentración intentaremos sintonizar con los 22 Arcanos Mayores.

En ese momento colocamos las manos sobre las cartas y pronunciaremos en voz alta lo siguiente:

“Yo invoco al Arcángel Miguel,  a mis guías espirituales, elementales de la naturaleza, Ángeles, Arcángeles, Maestros Ascendidos y otros seres de luz y les pido que no permitan que a través de estas cartas se manifieste ninguna entidad o energía negativa. Que siempre actúen al servicio de la luz y en nombre de Dios. Yo, (aquí podéis decir vuestro nombre) consagro estas cartas que de ahora en adelante estarán en sintonía con mi ser y listas para responder a cada pregunta mía en nombre del bien y del amor de Dios,  respetando en todo momento las leyes del universo. Que así sea.
Yo os consagro con la finalidad de que seáis para mi un canal de luz, percepción y videncia”.

 

Decimos después:

“Yo consagro al mago, yo consagro a la sacerdotisa, yo consagro a la emperatriz, yo consagro al emperador, yo consagro a la Suma Sacerdotisa, yo consagro …, etc. (hasta finalizar con todos los Arcanos Mayores)”.

Realizamos el mismo proceso con los 56 Arcanos menores. También en hileras de 7 cartas. Si te resulta mas fácil puedes consagrarlas de palo en palo (bastos, copas, espadas y oros).

 

Para terminar podemos decir:

“ Desde este mismo instante siempre que consulte al Tarot, ó tantas veces como diga la palabra rota-tarot, ó cada vez que toque y remueva la baraja de tarot, automáticamente alcanzaré un estado de profunda relajación y alcanzaré un grado máximo de intuición, percepción y videncia. En nombre de Dios así sea.”

 

A partir de este momento tu baraja de Tarot y tú estaréis en sintonía para trabajar con la conexión de los seres de luz. Tú serás el canal y la baraja tu herramienta.

Esta misma consagración del Tarot puedes utilizarla para runas, piedras, monedas o cualquier otro elemento de adivinación.

2 pensamientos en “Consagración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.